US$ Compra: US$ Venta:
Compra: Venta:

¿Qué son los Fideicomisos?

En un acto jurídico por medio del cual una persona física o jurídica legalmente facultada, que se denomina FIDEICOMITENTE transfiere bienes o derechos a un patrimonio autónomo administrado por un FIDUCIARIO para que éste los emplee de forma prudente y diligente en la consecución de fines lícitos y predeterminados en un contrato, a favor del mismo FIDEICOMITENTE o de un tercero llamado FIDEICOMISARIO.

Es un negocio altamente sofisticado y eficiente, y tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades y objetivos de quien lo solicita, guardando siempre, como propósito principal la protección de los bienes  y derechos que le han sido encomendados.

¿Cuáles son los elementos personales del Fideicomiso?

El fideicomitente: Es la persona física o jurídica que constituye el contrato de fideicomiso y que traspasa bienes de su patrimonio, en propiedad fiduciaria, al fiduciario, para el cumplimiento de los fines para los cuales fue creado el fideicomiso. 

El fiduciario: Es la persona física o jurídica a la cual le traspasan los bienes en propiedad fiduciaria, por parte del fideicomitente, para que los administre y cumpla los fines del fideicomiso, establecidos de previo en el contrato suscrito. Este asume respecto del patrimonio fideicomitado, las obligaciones de "un buen padre de familia con bienes propios". Puede tratarse de una persona física o una persona jurídica.

El fideicomisario o beneficiario: Es la persona física o jurídica a favor de la cual se constituye el contrato de fideicomiso. El Fiduciario se obliga a entregar los frutos y/o bienes del fideicomiso, en el momento que el contrato lo establezca.

¿Qué es lo más importante que ofrece un Fideicomiso?

La constitución de un Fideicomiso ofrece al cliente, confianza, certeza y seguridad jurídica en las operaciones que efectúa y que a través de otras figuras tradicionales no podría alcanzarse. Se actúa tal y como lo haría un buen padre de familia, en cumplimiento de los actos, derechos y acciones necesarias, para la consecución de los fines del fideicomiso, creando con ello un patrimonio autónomo, diferente al del Fideicomitente, Fiduciario y Fideicomisario.

¿Para quién está dirigido?

Los Fideicomisos están dirigidos principalmente al segmento Institucional y Corporativo.